Notas al debate.
Porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da la vida al mundo.
El que tenga dificultades sobre este punto podría acogerse a las palabras finales de Pedro: «Señor, a quién iremos?Con la referencia al maná le ponen a Jesús el tema en bandeja.Al que come de ese pan, Jesús «lo resucitará en el último día» (vv.).Y que los teólogos sigan discutiendo.La tercera (domingo 20) empalma con la afirmación anterior: «Cómo puede este darnos a comer su carne?» Los judíos llevan razón.Cuando Jesús dice que «mi cuerpo es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida», que hay que comer su cuerpo y beber su sangre, saben que no se trata de comer un trozo de su brazo o beber un vaso de su sangre; se refiere.Pero sí se añade la reacción de los discípulos (domingo 21 distinguiendo entre el escándalo de mucho de ellos y la respuesta positiva de los Doce.Los interlocutores del debate, los interlocutores de Jesús, aunque resulte extraño, cambian: al principio son los galileos que se beneficiaron del milagro de la multiplicación de los panes; cuando el debate adquiere un tono polémico, son los judíos quienes «critican» a Jesús y «discuten entre.Pero su reacción final, cuando termina de hablar Jesús, no se cuenta.Su letra es tan conocida como el himno nacional.La respuesta de Jesús no puede ser más desconcertante: «Yo soy el pan de la vida.El rostro del Sanitario Parlante esta basado en el de Betty Boop, caricatura creada en 1930 por Max Fleischer.El debate no reproduce lo ocurrido al pie de la letra, es elaboración del autor del cuarto evangelio.Nuestro padre, las inversiones triple A son muy se-guras, pero rinden poco le hizo ver José Blum Pérez, quien operaba como administrador general de la Le-giónSalvo las inversiones triple A en armas y pornograíarespondió, socarrón, MacielLa ocurrencia de su patriarca arrancó espontáneascarcajadas de los sacerdotes.




Es más cómodo esconder la cabeza, como el avestruz.Jesús les contestó: -«Os aseguro que no me buscáis porque habéis visto milagros, sino porque habéis comido pan hasta hartaros.Por ello, considero importante ofrecer una visión de conjunto, aunque haya que anticipar datos de los próximos domingos.Es un tema obsesivo del cuarto evangelio, que comienza afirmando que «el Verbo era vida» y lo ejemplifica en la resurrección de Lázaro, donde Jesús se muestra como «la resurrección y la vida».Pero el autor del cuarto evangelio (san Juan o quien sea) disfruta amargándonos la vida.En aquel tiempo, cuando la gente vio que no estaban allí ni Jesús ni sus discípulos, subieron a las barcas y fueron a Cafarnaúm en busca de Jesús.Aunque las ideas puedan resultar claras, son difíciles de aceptar.Empieza entonces el largo debate.Lo encontraron al otro lado del lago, y le dijeron : -«Maestro, cuándo has venido aquí?».Un clásico de los comerciales venezolanos.
Desconozco si este comercial ha repercutido en el aumento de las ventas del Limpiador de Pocetas MAS pero lo que si es cierto que este comercial ha pasado a ser patrimonio nacional.




[L_RANDNUM-10-999]