camaras en vivo de coger partiditas

Cualquiera de los pinos en los que alguna vez ha nidificado una pareja de buitre negro se convierte en intocable.
El pollo, metido de nuevo en el saco, asciende hacia el nido donde se encuentra José Francisco.
"Todas estas tomas de datos son esenciales para conocer la salud de la colonia y comprobar la evolución poblacional, incluida la dispersión de los jóvenes.Cuál es el límite?La escalada a los pinos para coger y bajar a los pollos de cada año y proceder a anillarlos forma parte del trabajo que facilita el buen conocimiento de esta población cam jovenes franceses serrana.El uso de venenos es la principal amenaza que sufre la especie en España.Vielva insiste en "lo complicado y necesario" que es trabajar con la gente del entorno para que entiendan la importancia de la conservación del buitre negro, y habla con vehemencia de lo bien que vendría que se dotara de determinados servicios, como maestros y médicos.Para ello, De la Puente escudriña año a año cada palmo de bosque en busca de todas las parejas y se felicita especialmente cuando algún componente de las mismas lleva las anillas que hace más de diez años él mismo le colocó en sus patas.Aunque lo lógico es que se queden en la península Ibérica y realicen desplazamientos de unos 500 kilómetros, hemos tenido casos de ejemplares anillados aquí que se recogieron en Francia y hasta en Senegal".Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de julio de 2010.
Javier se encarga de marcarlos con una chapa para que se cree un perímetro de seguridad en torno a ellos y no les afecten las labores de explotación de la madera que se llevan a cabo en los montes del valle mujeres de bucetas espectaculares mostrando en vivo alto del Lozoya.
La población madrileña de buitre negro se completa con las diez parejas situadas en la Zona de Especial Protección para las Aves (zepa) de los encinares de los ríos Alberche y Cofio y con otras dos en el entorno de la colonia del alto Lozoya.




La colonia del valle alto del río Lozoya rompe con todo y se asienta en un entorno serrano.Abajo, emboscado en un sotobosque y a la espera de que José Francisco descienda al pollo dentro de un saco, completa el trabajo el técnico de SEO/BirdLife Javier de la Puente.MÁS informaciÓN, el agente forestal de la Comunidad de Madrid, Juan Francisco Pedreño, se prepara con el arnés, las cuerdas y los mosquetones para ascender por un pino silvestre de 24 metros de altura hasta la copa, donde se sitúa el nido.Javier habla mientras manipula a un pollo que aparenta tranquilidad y mansedumbre por fuera, pero que "por dentro tiene un nivel de estrés alto, por lo que tenemos que realizar esta operación lo más rápido posible".Los primeros avances referidos a esta primavera hablan de 96 parejas, cuatro más que las del pasado 2009.En la página de SEO/BirdLife (o.org) se sigue mes a mes la evolución de la colonia de buitre negro en la zepa del Alto Lozoya.Al poco de llegar a la base del árbol, los padres detectan su presencia y emprenden el vuelo.Todo depende de cómo te reciba el pollo y de la situación del nido, pero este está hacia un lado y no me obligará a hacer muchos equilibrios".De momento lleva 96 parejas, cuatro más que en 2009.


[L_RANDNUM-10-999]